Turismo por Balmaseda

Balmaseda es la primera villa de Bizkaia, fundada en el año 1199 por el señor de Bortedo, don López Sánchez de Mena.

Un poco de historia…

Balmaseda tuvo una gran importancia en el ámbito comercial hasta el siglo XVIII, en el que decrece debido a la expansión del comercio hacia otros lugares como Orduña y a la diversidad de guerras como son las Carlistas. A pesar de todo, a principios del siglo XX Balmaseda empieza a marcar una nueva economía gracias a la llegada de los ferrocarriles y de la industrialización.

La putxera balmasedana surge a raíz del paso del ferrocarril por nuestra villa. Ahora es el mayor símbolo gastronómico y la imagen de Balmaseda hacia el exterior, junto con el Puente Viejo o de la Muza.

Hoy en día Balmaseda se encuentra dividida en sectores, como el casco antiguo, formado por calles medievales o Avda. Encartaciones, avenida de gran extensión que prolonga el casco urbano fuera del casco antiguo.

Edificio del casco antiguo de Balmaseda  Iglesia San Severino Balmaseda

Edificios que conforman el emblemático casco antiguo de Balmaseda

Festividades de Balmaseda

El pueblo de Balmaseda, cargado de tradición, cuenta en su calendario con un montón de festividades que unen diversión e historia. En ellas participan activamente todos sus vecinos. Las más representativas son la Semana Santa de Balmaseda, con su vía crucis viviente a cargo de vecinos y vecinas, el Mercado Medieval de Balmaseda (un fin de semana al año a lo largo del primer semestre) y las fiestas de San Severino, con su tradicional Concurso Internacional de Putxeras.

El Mercado Medieval viste las calles de Balmaseda de historia, leyenda y diversión

Qué ver en los alrededores

En Balmaseda y alrededores (comarca de las Encartaciones en la provincia de Bizkaia y Valle de Mena en la provincia de Burgos), podemos encontrar todo tipo de actividades. Desde senderismo en el monte Kolitza (monte bocinero), visitar el cercano pantano de Ordunte, o las recientemente rehabilitadas vías verdes, apropiadas para hacer recorridos a pie o en bicicleta de montaña o mountain bike (BTT).

  Ermita del Monte Kolitza Balmaseda montes Enkarterri Encartaciones

Pantano de Ordunte nevado y ermita del monte Kolitza

Balmaseda ha evolucionado en muchos apectos, pero sobre todo en el turístico. Es por ello que los comercios, junto con la hostelería, han ido mejorando acorde con la villa ofreciéndonos productos autóctonos de las Encartaciones junto con todo tipo de servicios. Hoy en día podemos encontrar una amplia variedad de monumentos y lugares con encanto que visitar como:

Iglesia de San Severino

Situada en la plaza del mismo nombre, se construyó en el siglo XV sobre la muralla.

Iglesia San Severino Balmaseda

Fotografía del frontal de la Iglesia de San Severino nevando

Puente Viejo

El denominado Puente Viejo o de la Muza es, ciertamente, el verdadero emblema de la villa de Balmaseda. “Zubi Zaharra” en euskera, une ambos lados del río Kadagua, que separa la villa desde antes de su existencia.

Junto al Puente Viejo, está situada la Plaza de los Tilos, sombría y agradable a la par, que resguarda a los habitantes de la villa en los días más calurosos.

Convento de Santa Clara

El conjunto monumental lo integra el Convento, que en la actualidad se ve convertido en un hostal-restaurante; la Preceptoría de Gramática, que ha sido convertida en vivienda particular y la propia iglesia.

Fábrica de Boinas “La Encartada”

Fundada en 1892 por un grupo de indianos procedentes de México, enriquecidos por el sector textil. Estaba dedicada a la producción de boinas. Actualmente es visitable, reconvertida en museo, con visitas guiadas y representaciones teatrales anuales que muestran lo que fuera su funcionamiento habitual hace más de un siglo. Conserva todas sus máquinas en perfecto estado y es un gran reflejo de la historia de la villa de Balmaseda.